Cuando desconocemos las consecuencias de lo que hacemos solemos creer que el resultado de nuestras relaciones son cuestión de suerte o del destino. Hoy sabemos que eso no es así.

En este video te voy a explicar los dos pilares que hay que tener en cuenta para construir una feliz relación de pareja.

Los dos pilares sobre los que podrás construir una extraordinaria relación son el contraste y lo compartido.

El contraste es lo distinto, lo diferente, lo que nos atrae, lo que nos enamora. Es lo que alimenta la pasión. Es el abrirnos a la perspectiva diferente del otro ante la vida, lo que nos expande como ser humano, y eso es lo que hace que una relación se sienta VIVA. Ya que la expansión es lo que le da sentido a nuestra vida.

Solemos enamorarnos de alguien distinto que nosotros. Alguien extrovertido se enamora de otro introvertido, y viceversa. Alguien racional de otro pasional, y viceversa. Una persona alta de otra baja, y viceversa. Un fuerte de otro débil, y viceversa. Ya que el contraste nos atrae. Son el equivalente a la atracción de las fuerzas electromagnéticas de los polos distintos de un imán.

El contraste es extraordinario, pero es una fuerza que requiere desarrollar cierta habilidad para manejarla. Entrar en una relación con alto contraste sería equivalente a subirte a un auto Fórmula 1. En la primera recta te subiría toda la adrenalina de la velocidad. Ahora, si no eres un experto conductor, en la primera curva probablemente chocarías.

_______________

Si querés saber más sobre esto escríbenos aquí y te contactaremos con un coach profesional que va a mirar tu situación y te dirá exactamente qué es lo que puedes hacer.

_______________

El otro pilar que balancea la relación es lo compartido. Lo compartido son las cosas que tienen en común. Es todo aquello que hace que la relación se sienta como una relación de amistad. Este pilar va cobrando cada vez más importancia con el tiempo. Ya que a medida que envejecemos, el valor que le damos a la pasión en la relación se va depreciando, por otro lado, el valor que le damos a la amistad con nuestro cónyuge se va apreciando.

Los grandes barcos pesqueros japoneses pescan los peces en alta mar y los ponen vivos en grandes tanques, y descubrieron que, si en el tanque ponían un pequeño tiburón, estos llegaban más vivos y con mejor sabor a puerto.

Crear una feliz relación de pareja requiere hacer un balance entre estos dos pilares: el contraste y lo compartido. El contraste es como el pequeño tiburón, te hará mover, te desafiará, que no te quedes quieto. Es lo que hará que la relación se sienta viva y fresca. Lo compartido será como el agua y el tanque. Hará que la relación se sienta cálida y segura.